Fresquito de Tinaja 2021

Vino base del de Pasto, estrena nueva imagen

Ndp  29.06.2022

Pérez Barquero es la primera bodega de Montilla-Moriles que recupera la mención tradicional “Vino de Pasto” con la que la Denominación de Origen ampara los vinos con envejecimiento.

Bodegas Pérez Barquero se ha propuesto recuperar los vinos de pasto, la mención tradicional con la que la Denominación de Origen Protegida (DOP) Montilla-Moriles ampara los vinos Blancos con Envejecimiento y que, en la actualidad, alude a vinos de calidad, con crianzas más cortas, marcados por su identidad y su conexión con su territorio de origen y destinados, fundamentalmente, a un consumo cotidiano.

De este modo, el grupo empresarial que dirige Rafael Córdoba se ha convertido en la primera bodega de Montilla-Moriles en recuperar este nombre antiguo que ha ido evolucionando con el paso de los años y que, hoy día, se utiliza para definir vinos más ligeros, que se consumen durante el almuerzo o en el aperitivo.

Es así como surge Fresquito Vino de Pasto, Producción Limitada, que resulta de rociar el Fresquito de Tinaja de Pérez Barquero en botas ubicadas en la zona más húmeda de la bodega, que previamente habían contenido vino fino, y que mantienen sus cabezuelas.

«Tras doce meses en bota, el vino se ha afinado y se ha redondeado durante un tiempo extra de reposo en botella, dando lugar a un vino de perfil más serio, salino, reflejo de las albarizas de la Sierra de Montilla de donde procede»

detalla la responsable de Marketing del Grupo Pérez Barquero, Adela Córdoba, quien subraya que

«la tendencia actual es valorar, cada vez más, los vinos de terruño y la expresividad de la albariza».

También la bodega se considera parte de un ecosistema que distingue y hace vinos únicos.

En palabras de Adela Córdoba,

“Las dos especificidades más genuinas de nuestros finos son su graduación alcohólica natural y la crianza biológica bajo velo de flor. El nuevo Fresquito Vino de Pasto de Pérez Barquero destaca por su carácter gastronómico, aunando fruta y sensación sápida e invitando al disfrute diario; ha ganado en complejidad tras doce meses en botas viejas que conservaban las cabezuelas del vino fino que contenían previamente”,

y significa también que

“En el milagro de la crianza biológica intervienen tanto el velo de flor que cubre la superficie del vino como las cabezuelas, que son finos depósitos de las levaduras que precipitan y que se van acumulando en el fondo de la bota a lo largo de los años”.

Fresquito de Tinaja 2021

Juan Márquez, enólogo del Grupo Pérez Barquero, corrobora que tanto el velo de flor como las cabezuelas aportarán al vino las características organolépticas propias de un Fino.

«El contacto con flor y cabezuela, en crianza biológica, dota al vino, además, del potencial para una buena evolución en botella. Fresquito Vino de Pasto es un Blanco con Envejecimiento, no es vino Fino – no llega al mínimo de dos años de crianza biológica mediante el sistema de criaderas y soleras -; tampoco pretendemos que lo sea: en este nuevo vino se busca aunar frescura, frutosidad y sapidez a un mismo tiempo. El vino de partida para la primera edición de Fresquito Vino de Pasto 2019 es nuestro Fresquito de Tinaja de dicha cosecha, que pasó 9 meses en conos, 12 meses en bota».

Adela Córdoba también aludió al proceso de creación del Fresquito de Tinaja, vino base del nuevo Fresquito de Pasto: 

«Fresquito se elabora con las mejores señas de identidad de la Zona, es decir, con la uva de la variedad Pedro Ximénez procedente de viñedos seleccionados de las mejores tierras albarizas de la Sierra de Montilla, sin olvidar el protagonismo de los tradicionales conos o tinajas y la crianza bajo velo de flor»,

apuntó. Elementos que, finalmente, se conjugan sabiamente dando como resultado un vino distinto, moderno y al gusto del consumidor actual.

Fresquito Vino de Tinaja es un blanco original de tono avellanado, seco, con aromas de flor de manzano e intenso paladar de almendras peladas, toques cítricos y sabroso final».

Seleccionado por el enólogo de la firma, Juan Márquez, de tinajas tradicionales de la zona Montilla-Moriles, Fresquito Vino de Tinaja se embotella cada primavera, cuando el velo de flor que cubre el vino muestra su máxima expresión y le transfiere sus matices almendrados.

El Mundo del Vino

«El conocimiento del mundo del vino te permitirá profundizar y por ende, comprender y valorar más y mejor este maravilloso mundo y a todos los que lo hacen posible

Guía de Vinos AkataVino 2022

Pérez Barquero es la cabecera de un Grupo de empresas en el que se integran otras 3 Bodegas de las D.O. Montilla-Moriles: Gracia Hermanos, Compañía Vinícola del Sur y Tomás García.

Desde su fundación, en 1905, Pérez Barquero ha cuidado, con la mayor atención y esmero, todas las labores que giran alrededor de la creación mágica del vino: la selección de los mejores pagos de viñas –albarizas de la Sierra de Montilla y de Moriles Altos-; la recolección, transporte y molturación de la uva; la elaboración del mosto nuevo; su cata y selección, previas al destino final que, según sus características, serán las botas de crianza, en la amplia gama de vinos de la zona: Finos, Olorosos, Amontillados, Palos Cortados y Dulces de Pedro Ximénez.

Reconocida con las distinciones más relevantes en el mundo del vino –máximas puntuaciones Parker, premios y medallas en concursos nacionales e internacionales, cuadro de honor de las principales guías- ha extendido su nombre por todos los rincones del territorio nacional, y sus vinos, brandies y vinagres, se encuentran en más de 50 países de los cinco continentes, figurando a la cabeza de los exportadores de vinos de la zona.

Pureza, autenticidad y compromiso definen una trayectoria que perdura más de un siglo y en los mercados más exigentes de mundo, Pérez Barquero es sinónimo de prestigio y de verdad.

Pérez Barquero es una de las pocas bodegas españolas distinguidas con el sello PYME INNOVADORA del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.